INTERNACIONALES

PERSONIFICABA A SANTA CLAUS EN EL DÍA Y POR LAS NOCHES ERA UN ASESINO

Bruce McArthur trabajaba como jardinero, y en temporada navideña personificaba a Santa Claus dentro de un centro comercial en su ciudad, Canadá.

Su apariencia le ayudaba a complementar su vestuario, pues era de tez colorada y cabello blanco.

Sin embargo, detrás del personaje inocente que convivía con niños a diario, se escondía un completo asesino serial

El hombre de 67 años acabó con la vida de ocho hombres y escondió sus cuerpos descuartizados dentro de enormes macetas.

Quiere decir que, saliendo del comercial luego de haber saludado a los pequeños y tomarse fotografías con ellos, convivía con los cuerpos de sus víctimas pero no en su residencia.

Y es que Bruce habría prestado un espacio en la propiedad de la pareja de esposo, Karen Fraser y Ron Smith, para guardar su utilería de jardinería. A cambio, les cortaba el césped periódicamente.

Todos los hombres a los que atacaba eran homosexuales y residentes de Toronto. Los contactaba por medio de una aplicación de citas hasta encontrarse para matarlos.

Antes de cometer el crimen, los fotografiaba para recopilar en un álbum el rostro de sus presas. Además, el asesino buscaba a inmigrantes sin familia o personas que mantuvieran su sexualidad en secreto.

Cuando llegó el día de su detención, la policía encontró a una novena víctima sin ropa, en su cama, quien estuvo a punto de ser el próximo cuerpo a enterrar en sus macetas.

Por siete años, los hombres habían desaparecido en Toronto, y muy poca gente prestó atención a dichos sucesos.

No fue hasta 2019 que el «Santa asesino» fue enviado a prisión luego de declararse culpable de ocho cargos de asesinato en primer grado tras comparecer en un tribunal de la ciudad.

Sus crímenes se habían cometido entre 2010 y 2017, en una época en que las autoridades canadienses eran indiferentes ante los hechos.

McArthur documentó cada uno de sus crímenes. La policía encontró carpetas clasificadas con imágenes de cada víctima, lo que permitió reconocerles.

El asesino recibió ocho cadenas perpetuas, sin derecho a libertad condicional hasta cumplir 25 años de condena. Por lo que todo parece indicar que el «Santa asesino» morirá en prisión

Con información de Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba